Poner en valor nuestro patrimonio histórico es clave para atraer el interés de los turistas, así como para hacerlo más accesible a los ciudadanos con discapacidades físicas.


Por ello, gracias a las visitas virtuales de monumentos históricos como catedrales, castillos, palacios… Quienes quieran visitar un lugar histórico de valor artístico y cultural tendrán la oportunidad de recorrer estos espacios como si los recorrieran pero sin dar un paso, desde cualquier parte del mundo. 


Una peculiar forma de despertar el interés, poner en valor nuestro patrimonio, hacerlo más accesible y atraer visitantes.

Si quieres conocer cómo las visitas virtuales 360 te pueden ayudar,