¿Tu empresa, edificio o localización está en un lugar privilegiado? ¿Desde él se puede disfrutar de unas vistas únicas? Entonces, ¿por qué no aprovecharlo como atractivo para despertar el interés de tus potenciales clientes con un valor diferencial?


Gracias a las visitas virtuales 360 en miradores, es posible conocer todos los detalles de lo que nos rodea: datos de interés histórico, curiosidades… Una forma diferente de mirar y descubrir nuestro entorno que no dejará indiferente a nadie.

Con ello conseguirás mejorar la experiencia de quienes están físicamente en el mirador. De una forma fácil e intuitiva, a través de un dispositiva móvil, los usuarios pueden conocer con todo detalle aquello que les rodea. A través de la interacción, pueden ir consultando distintos puntos informativos y saber más. Por ejemplo, pueden conocer el nombre de los sistemas montañosos que rodean un mirador, la altitud de un pico de montaña, el nombre de las poblaciones que se divisan o incluso recomendar otros lugares de interés: restaurantes de la zona, otros miradores, fuentes.... 

Los miradores interactivos ofrecen un sinfín de posibilidades que mejorarán la experiencia de los visitantes. Una forma diferente de establecer nuevos canales de comunicación 2.0.

Si quieres conocer cómo las visitas virtuales 360 te pueden ayudar,