Visitas virtuales para hacer accesible para todos el patrimonio cultural

El uso de las nuevas tecnologías de la imagen para crear visitas virtuales al patrimonio cultural es una forma de poner en valor el patrimonio para hacerlo accesible a las personas con discapacidad y desde cualquier lugar.

Hacer el patrimonio histórico, artístico y cultural accesible para todos y desde cualquier lugar es ya una realidad gracias a las nuevas tecnologías de la imagen y de la información y a la creación de visitas virtuales 360 para estos lugares que despiertan la curiosidad de los visitantes. Una propuesta fundamental para aumentar el atractivo y el interés turístico de monumentos, de edificios y de puntos de interés a la vez que se vuelven accesibles para todas las personas, tengan o no alguna discapacidad. Y es que estas visitas virtuales permiten visitar iglesias, catedrales, castillos, palacios o cualquier tipo de edificio sin dar un solo paso aunque con ellas se conserva la sensación real de haberlo recorrido.

Se trata de una apuesta segura para aquellas ciudades o entidades que quieran poner en valor su patrimonio y atraer visitantes, ya que esta tecnología es una forma de despertar el interés y de aportar valor añadido a la oferta turística, a la vez que es un elemento diferenciador y de calidad con respecto a aquellos destinos y lugares que no ofrecen este tipo de servicios tecnológicos. Es por ello que es cada vez más habitual encontrar las visitas virtuales en todo tipo de patrimonio y monumentos, ya sea para conocerlos desde el ordenador o cualquier dispositivo móvil sin movernos del sitio como para mejorar la experiencia en los propios monumentos, aumentando la información disponible o poniendo a disposición del visitante detalles que de otra forma pasarían inadvertidos.

Castillos, catedrales, fortalezas, palacios, etc. cualquier edificio de patrimonio histórico suele tener recovecos inaccesibles, escaleras interminables o rincones difíciles de alcanzar para las personas de movilidad reducida o con algún tipo de discapacidad. Sin embargo, los avances tecnológicos y la realidad virtual a través de visitas virtuales es ya una realidad para mejorar la calidad de vida de estas personas y democratizar el turismo, que se convierte en una posibilidad real y en una forma de calidad para acercar a las personas con discapacidad lugares y rincones de gran interés y riqueza histórica y cultural que hasta ahora han estado fuera de su alcance.

¿Quieres más información acerca las visitas virtuales 360?

Patrimonio accesible para personas con discapacidad

De esta forma, las visitas virtuales actuales son visitas de alta definición que ofrecen al visitante experiencias de calidad y muy reales, de tal forma que dejan en el visitante la sensación de haber vivido la experiencia y conocido de forma presencial cualquier monumento o edificio, por lo que es una apuesta segura para poner en valor todo el patrimonio cultural y artístico, muy abundante en cualquier ciudad y rincón de nuestro país.

Las ventajas de este tipo de tecnología para los visitantes con problemas de movilidad o discapacidad son incontables. Además de acercarles rincones hasta ahora inaccesibles para ellos, es una forma de aumentar su autonomía, ya que pueden visitar todo tipo de edificios y monumentos, a la vez que se les facilita la posibilidad de vivir cualquier experiencia y convertirse en visitantes en cualquier lugar, más allá de las dificultades y barreras. Se trata de que cualquier lesión que pueda sufrir una persona no limite su capacidad para descubrir el mundo y disfrutar de la riqueza cultural, artística o patrimonial de aquellos lugares de su interés.

Pero estas visitas virtuales de alta definición no son sólo una ventaja para las personas con discapacidad. También son una forma de aportar valor y mejorar la experiencia de todo tipo de visitantes, ya que son, sin duda, una forma de ofrecer un valor añadido a la visita. Y es que no sólo se trata de ofrecer la posibilidad de visitas a distancia para conocer de forma muy real cualquier monumento sin haberlo pisado, sino que son una herramienta más para ofrecer a los turistas durante su visita.

El valor de las visitas virtuales para el turismo

Así, las visitas virtuales de alta definición pueden captar detalles invisibles para el ojo humano y que de otra forma serían imposibles de apreciar, además de ofrecer la posibilidad de conocer estancias o lugares cerrados al público o imposibles de acceder. Además, la posibilidad de convertir esta tecnología y estas visitas en interactivas permite ofrecer información detallada del lugar, descripciones específicas de lo que se está viendo y la opción de aumentar los detalles de cualquier obra o monumento.

Todo un mundo de posibilidades que el sector turístico está empezando a descubrir para aportar valor a su oferta y que son, sin duda, una ventaja competitiva para cualquier administración o entidad que quiera dar a conocer su patrimonio y convertirlo en accesible para cualquier visitante, tenga discapacidad o no, pueda visitarlo o no y, sobre todo, hacer real y posible para cualquier persona la experiencia de conocer y disfrutar del mundo que nos rodea.

Dejar un comentario:

Dejar un comentario: