Miradores, una experiencia completa gracias a las visitas virtuales

visita virtual mirador

Los miradores son puntos de interés turístico que pueden mejorar la experiencia de su visita gracias al valor que aportan las visitas virtuales, una tecnología capaz de ofrecer una mirada diferente a los visitantes

Enclaves geográficos privilegiados, balcones abiertos a vistas espectaculares, lugares que ofrecen al visitante vistas únicas de entornos naturales y urbanos. Los miradores se han convertido en un recurso turístico muy apreciado y que despiertan el interés de los visitantes, que descubren en ellos un lugar único y diferente para conocer su entorno y el mundo que les rodea. Es por ello que las empresas, entidades o lugares que dispongan de estos miradores privilegiados no deben dejar de lado la opción de aumentar el interés y ofrecer un valor diferencial a sus visitantes y potenciales clientes.

Y para conseguir esa ventaja competitiva las visitas virtuales de alta definición a miradores son la mejor opción que, además, permiten completar la experiencia del visitante para conocer el lugar con precisión y sin que se escape ningún detalle. Todo un mundo de posibilidades para mirar con otros ojos y de forma diferente el mundo que nos rodea y que no dejará indiferente a cualquier visitante, incluso a los más exigentes, ya que ofrece una experiencia real y muy diferente para descubrir el entorno.

Cómo son las visitas virtuales en un mirador

Los miradores interactivos de alta resolución permiten al turista completar la experiencia de su visita. Y es que la mayoría de las veces no es suficiente con mirar y, en muchas ocasiones, puede ser que no sepamos lo que estamos viendo. De esta forma, ofrecer esta visita interactiva es una forma de que el viajero conozca el lugar en profundidad, descubra todos los detalles y mejore su experiencia durante la visita. Se trata no sólo de mostrar al mundo las vistas de nuestro entorno sino toda la información complementaria necesaria para descubrirlo y conocerlo.

¿Quieres más información acerca las visitas virtuales 360?

Una visita virtual en un mirador es una imagen de alta resolución y de 360 grados de la vista desde el punto en el que nos encontramos. Una imagen que nos permite desplazarnos por ella a nuestro antojo y que ofrece una gran cantidad de detalles. Asimismo, este tipo de imágenes pueden permitir al visitante acercarse y aumentar la visión de los puntos más lejanos para descubrir detalles que son imposibles de apreciar para el ojo humano desde la distancia en la que nos encontramos.

Una visita virtual e interactiva es mucho más que una vista de 360 grados

Pero una visita virtual e interactiva es mucho más que una vista de 360 grados. Es ofrecer al visitante todos los detalles del entorno a través de datos e información relevante. De esta forma, una visita virtual en un mirador permite ofrecer información a través de recursos como imágenes de alta calidad, texto e, incluso, vídeos que permitan conocer todos los detalles. Además, la posibilidad de incluir sonido con los ruidos del entorno simula a la perfección la visita y transporta al visitante hasta cualquier punto. Información histórica del lugar, curiosidades, datos relevantes, hechos destacados ocurridos en ese lugar, el nombre o la ubicación o toda la información destacada de los puntos de interés que se pueden descubrir desde el mirador son sólo algunos ejemplos de la información añadida que se puede aportar en un mirador interactivo. Una tecnología que va mucho más allá de los simples paneles informativos que hasta el momento han poblado los miradores para completar la visita al lugar.

Ventajas de un mirador interactivo y su visita virtual

Como para cualquier espacio turístico o monumental, una visita virtual a un mirador es una forma sencilla de añadir valor añadido y de aumentar el interés y mejorar la experiencia de los visitantes, además de atraer y despertar la curiosidad de potenciales clientes. Y es que los miradores son puntos que despiertan mucho interés entre los curiosos, lugares mágicos y con encanto que permiten descubrir todo el entorno a través de vistas privilegiadas por lo que ofrecer valores diferenciales en su visita es una forma de atraer al público y de mejorar su experiencia.

Además, estas visitas virtuales pueden realizarse desde cualquier dispositivo, ya sea un ordenador o dispositivos móviles, por lo que pueden estar disponibles tanto en el propio mirador para mejorar la experiencia de la visita como para acceder desde cualquier lugar, lo que permite una visita remota al mirador. Estas visitas a distancia son ya una realidad que ofrece a los curiosos la posibilidad de conocer el lugar sin haberlo visitado con una experiencia muy real, casi como si lo hubieran pisado de verdad. La calidad de la imagen, el sonido y los detalles son los elementos que hacen real esta experiencia, que puede ser previa a la visita de tal forma que ya el visitante conoce lo que está viendo una vez que pone los pies en el mirador.

Y es que apostar por las nuevas tecnologías y los recursos que ofrecen es una necesidad imperiosa para el sector turístico y una forma de añadir valor diferencial al rico patrimonio natural, cultural, histórico o artístico que puede disfrutarse en cualquier lugar. Una forma sencilla de diferenciarse y de despertar la curiosidad y el interés de potenciales clientes y visitantes a la vez que estas visitas virtuales de alta definición y los miradores interactivos acercan estos lugares a las personas que, por cualquier motivo, no pueden visitarlos.

Dejar un comentario:

Dejar un comentario: